PROYECTO 2

Campaña de seguimiento y salvamento del Aguilucho Cenizo en Extremadura

La organización AMUS lleva formando parte del Grupo Extremeño de Aguiluchos (GEA) desde hace 30 años. Esta campaña- de las primeras en la península ibérica-, que ha demostrado un compromiso inquebrantable con la conservación de la biodiversidad, se viene desarrollando en las comarcas de Tierra de Barros y Campiña Sur con el objetivo de proteger y preservar los hábitats esteparios donde estas aves encuentran su hogar.

A lo largo de los años, se han dedicado innumerables horas y recursos para proteger, rescatar, rehabilitar y liberar aguiluchos cenizos en las áreas adecuadas para su supervivencia, buscando que la especie mantenga sus poblaciones año tras año. Estas aves desempeñan un papel crucial en el equilibrio ecológico de su entorno, controlando poblaciones de artrópodos y micromamíferos. Además de esto, se han ido desarrollando actividades de concienciación y educación ambiental, involucrando a la comunidad local en la importancia de proteger a esta especie y los ecosistemas de los que depende. Solo a través de un esfuerzo conjunto podremos garantizar la supervivencia de esta especie y la preservación de los frágiles ecosistemas esteparios, asegurando así un futuro sostenible para las generaciones venideras.
A lo largo de tres décadas nuestra organización ha salvado cientos de pollos y ha conseguido la protección y salvamento de innumerables colonias en Extremadura. De la misma manera asociada a esta campaña se han emprendido acciones de monitoreo con dispositivos GPS de los ejemplares y de seguimiento sanitario de las poblaciones salvajes mediante estudios epidemiológicos Para AMUS el aguilucho cenizo es una especie de alto valor que representa los inicios de lo que fueron las primeras acciones de conservación a mediados de los años 90.

El Aguilucho Cenizo

El aguilucho cenizo (Circus pygargus, L.), es una especie de ave rapaz, perteneciente a la familia accipitridae [1]. Se trata de una especie migradora de la región Paleártica. Realiza largos viajes desde sus áreas de invernada en África subsahariana, hasta sus áreas de cría en Europa y Asia Central. Durante la época reproductora, elige hábitats abiertos, como estepas cerealistas, praderas y pastizales, donde nidifica instalando sus nidos en el suelo entre la vegetación de los cultivos. Muestra una preferencia por los cultivos de cebada, seguidos del trigo, la avena, el centeno o la alfalfa [2]. Estos hábitats le proporcionan un refugio adecuado para construir sus nidos en el suelo, brindando protección y camuflaje para sus crías. Sin embargo, esta especie enfrenta una gran vulnerabilidad debido a la intensificación agrícola lo que la hace especialmente sensible a pérdidas de huevos o pollos durante la cosecha o por depredación.

REFERENCIAS

[1] Gobierno de Extremadura (2013). Catálogo regional de especies amenazadas de Extremadura. Consejería de Agricultura, Desarrollo rural, Medio Ambiente y Energía.

[2] Martínez, J. A., López, G., Falcó, F., et al (1999). Hábitat de caza y nidificación del aguilucho Cenizo Circus pygargus en el parque natural De la Mata-Torrevieja (Alicante, SE de España): Efectos de la estructura de la vegetación y de la densidad de presas. Ardeola 46(2):205-212.

Actualizaciones del Proyecto

Campaña de salvamento de aguiluchos

En la campaña de salvamento de aguiluchos, el mes de junio comenzó con el bullicio de las cosechas...